lunes, 21 de marzo de 2011

Los niños quieren paz

Alicante,20.03.11,laverdad.es,ENEAS G. FERRI
Idiomas. La maestra enseña a los alumnos palabras en árabe en una pizarra, en las clases de la mezquita. :: R. MOLINA
«Creemos que pertenecer a una religión o hablar una lengua debe servir para sumar».
LAS REACCIONES
PROFESORAS DE LA MEZQUITA
SOUD
«Cuanto más tiempo dediquen a aprender, sea en el colegio o en la mezquita, mejor para los niños»DALAL«En algunos colegios se dan clases de árabe en las actividades extraescolares»ZAHARA«Los niños son un ejemplo de convivencia. Si en los colegios se puede dar árabe, los demás niños también lo aprenderían»SABRINA«Nuestas clases también son de apoyo en sus estudios habituales. Unir esto y el estudio de otra lengua sería positivo para todos los niños».Han cambiado, y con ellos el mundo. Las revueltas en los países islámicos reclamando libertad y democracia se han extendido desde el Oriente Medio hasta los países del Magreb, en el norte de África, a las puertas de Europa. Las férreas dictaduras ahogaban a sus sufridos pobladores, que se han levantando contra sus opresores ante la mirada atenta del mundo, que los mira sin saber muy bien qué hacer. La intervención de la OTAN para ayudar a los rebeldes libios puede ser un punto de inflexión en las relaciones entre las dos civilizaciones.Una conexión que en zonas tan próximas como Alicante no es nueva, sino de siglos, y que continúa. Muchos musulmanes han huido del hambre y la miseria, camino de Europa, donde se han establecido y formado sus comunidades.Aquí residen, trabajan y ven crecer a sus hijos, en un lugar que no está preparado para su cultura, y donde deben convivir entre el capitalismo occidental y sus creencias religiosas y culturales. Los niños, por ejemplo, van al colegio de lunes a viernes y el fin de semana acuden a la mezquita a aprender su religión, mientras los padres siguen sus preceptos con horarios europeos. Nos abren la mezquita para entender mejor por qué ha cambiado nuestro mundo.Sólo en la provincia de Alicante existen, según datos de la Unión de Comunidades Islámicas de España en Valencia (Ucideval) y del Observatorio Andalusí, cerca de 50.000 personas, entre extranjeros y españoles, que profesan la religión musulmana. En la Comunitat Valenciana suman más de 130.000 los creyentes de esta religión.Las comunidades islámicas, formadas principalmente alrededor de las mezquitas, forman grupos de población para colaborar entre ellos, ayudar a la formación de los menores y conseguir tener voz en las instituciones públicas. En la Comunitat, según los últimos datos registrados por la Ucideval, existen 24 mezquitas.Al igual que otras religiones, como la católica, los musulmanes enseñan a los niños su credo. En sus países de origen, al ser la musulmana la religión mayoritaria, se imparten clases en los colegios, como se hace muchos centros de enseñanza en España con la católica.La Ley Orgánica de Educación contempla, desde 1992, la enseñanza de las religiones Católica, Evangélica, Islámica o Judía, aunque siempre bajo supervisión de las comisiones dotadas con la potestad para decidir si esta enseñanza se realiza de forma correcta o no.Para el presidente de la Comunidad Islámica de Alicante, Mohamed Majed, que la Conselleria de Educación llegase a formalizar la opción de poder dar el credo islámico en los colegios valencianos, como se dijo desde el Síndic de Greuges, «no es una situación descabellada». La Ley de Educación establece los criterios para poder realizar estas enseñazas y en otras comunidades autónomas se han llevado a cabo. «En Ceuta y Melilla, lugares con mucha presencia de musulmanes, y en Madrid, Barcelona o Zaragoza, se imparte el credo islámico como una asignatura optativa desde hace cinco años, en los colegios donde se ha solicitado», añade.Para poder realizar estas clases, indica el presidente de los musulmanes de Alicante, es necesario que «en una clase haya diez o más alumnos que soliciten esta asignatura», con lo que se procedería a buscar un profesor»con estudios universitarios y un dominio del árabe y de la religión islámica reconocido por la Comunidad Islámica de la zona donde se encuentre el colegio, ya que no existen estudios certificados de Teología Islámica». Una vez cumplidos estos requisitos, los alumnos que solicitaron la asignatura podrían dar clase como se hace en las ciudades españolas señaladas anteriormente, algo que sería posible en colegios alicantinos donde conviven más de una docena de niños de origen árabe en algunas clases.No obstante, desde las Comunidades Islámicas se cuida este aspecto, ya que en las mezquitas se da clases a los niños tanto de la lengua árabe como de la religión islámica. «Como cualquier comunidad, queremos dar a nuestros hijos la herencia de su credo y sus costumbres pero somos conscientes de la sociedad en que vivimos y lo enseñamos desde la tolerancia y la integración», indica Majed, a lo que añade, «muchas veces son los propios niños los que nos dan clases de integración. Ellos van al colegio y no entienden de religiones, nacionalidades, costumbres o prejuicios, son todos amigos, y bajo esta premisa creemos que pertenecer a una religión o conocer una lengua debe ser una suma a la sociedad en la que vivimos y trabajamos».Precisamente debido a esa integración en las costumbres occidentales, tanto los niños como los mayores deben de modificar su día a día. Los niños aprovechan los fines de semana para dar clases en sus mezquitas. «Debemos dar las clases de árabe y de credo musulmán los fines de semana, porque durante la semana van al colegio como cualquier niño», comenta el presidente de la Comunidad Musulmana en Alicante, a lo que añade las ventajas de introducir estas enseñanzas en la educación pública como asignaturas habituales: «Si durante la semana aprovechan en el colegio estas horas, durante el fin de semana tendrían más tranquilidad para poder realizar otras actividades, como las deportivas».Para los padres, las rutinas también deben programarse para cumplir a la vez con sus trabajos y sus creencias. En los países islámicos, durante la época de ramadán, los horarios laborales se acoplan a los momentos de rezo y a la situación de ayuno. Sin embargo, esto es algo que no se puede realizar trabajando en España u otros países de Europa.Ante esto, los mahometanos condensan los rezos del día y de la noche en uno sólo, por lo que pueden combinar los del día con el horario laboral. «Como en todas la religiones, la práctica se puede realizar de muchas maneras. Por eso se unen los cinco rezos que debemos hacer al día en dos, y a la vez, el viernes es el día en que más tiempo se le debe dedicar, mientras que el resto de días puede ser algo más suave. La religión se puede practicar integrándose en las costumbres en que se vive, porque se realiza desde la fe».Islam España es el portal del islam en lengua española , un proyecto de futuro para la convivencia,la cooperación y el diálogo.
Publicado por ISLAMEDIA en 14:03 0 comentarios Enlaces a esta entrada
Etiquetas:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada